Acerca de mí

Paula y bebeExperiencia Profesional:

  • 6 años de trabajo Comunitario en WIC ( Women, Infants, and Children Progam) Programa Nutricional para Mujeres, infantes y niños .
  • 3 años como Supervisora de Clínica, Consejera Nutricional y de Lactancia
  • 3 años en el Departamento de Lactancia:
  • Ayudando madres a amamantar
  • Dando Clases de Lactancia
  • Entrenando y capacitando personal  para ofrecer mejores servicios en Lactancia

1 ½ año de trabajo en el Centro Médico de Tarzana, California (actualmente Providence Tarzana Hospital) como Educadora de Lactancia Certificada. Ayudando madres a amamantar post parto durante su estadia en el hospital, dando clases de lactancia pre-natales y grupo de apoyo post-natales.

Experiencia Personal:

Crecí en una familia donde amamantar era la norma. Nosotros lo sentimos como algo absolutamente natural. Dar el pecho es parte de la decisión de tener un bebé.

A pesar de que el comienzo con mi primer bebé no fue fácil, lo amamanté desde su nacimiento hasta los 3 años y 3 meses. Paré por un tiempo y él volvió a hacerlo luego del nacimiento de su hermana, hasta la actualidad. Hacemos ‘tandem nursing’ que es cuando una mamá alimenta a 2 niños de diferentes edades a la vez.

Mi hijo tiene 4 años y pide amamantar 1 vez cada 2-3 días o por semana – si se acuerda. El tiempo que le dedica son unos 3 a 5 minutos. Esto le está ayudando a aceptar la llegada de su hermana y asegurarse de que todavía estoy disponible para él. Dado que cada vez pregunta menos por el pecho, es evidente que  está en la etapa de destete y que se está produciendo lentamente pero de manera natural.

Mi pequeña princesa tiene 5 meses y esta amamantando exclusivamente desde su nacimiento.

No me arrepiento ni de un solo segundo que paso amamantando a mi hijos.

Una vez, “establecida” la lactancia, amamantar es una experiencia maravillosa en la vida de una madre.